Una proteína secretada por el cerebro tiene la doble función de combatir las infecciones y promover el sueño, según concluye una investigación realizada en moscas de la fruta por la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia (EE.UU.). Los resultados, publicados en Science , revelan un vínculo entre la respuesta inmunitaria y la regulación del sueño, que se piensa que juega un papel importante en la recuperación tras una enfermedad.

Aunque los animales pasamos buena parte de nuestras vidas durmiendo –los humanos, casi un tercio de nuestro tiempo–, se desconoce cuál es la función del sueño y cómo se induce exactamente. Se sabe que durante el día, mientras estamos despiertos, se van acumulando señales en el cerebro que promueven la necesidad de ir a dormir, pero hasta ahora la relación del sueño con otros factores como las enfermedades, que a menudo inducen somnolencia, no estaba clara.

Aunque los humanos pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, todavía no está claro qué mecanismos exactos regulan el sueño

Los investigadores de la Universidad de Pensilvania han analizado los genes de 12.000 moscas de la fruta, un organismo de referencia para estudiar las funciones más básicas del cerebro. Así han hallado una pequeña proteína que, si se produce en mayor cantidad de lo normal, provoca que las moscas duerman más y tengan más probabilidades de sobrevivir a una infección. Por el contrario, si el gen de la proteína tiene una mutación que impide que funcione correctamente, los insectos tienen problemas para dormir.

Los científicos la han bautizado como Nemuri, que significa sueño en japonés. Nemuri es una proteína capaz de matar bacterias y la producen ciertas neuronas del cerebro. Podría actuar tanto a nivel de este órgano, donde ejercería la función de regular el sueño, como en otros tejidos, donde actuaría como defensa contra las infecciones.

Cuando el cerebro produce más cantidad de la proteína Nemuri de lo normal, las moscas duermen más y tienen más probabilidades de sobrevivir a las infecciones

Asimismo, la investigación ha detectado que las neuronas producen y secretan más Nemuri cuando las moscas están en una situación de privación de sueño o durante una enfermedad, por lo que puede ser parte de un mecanismo que vincule la respuesta a infecciones y la somnolencia.

Aunque se han detectado otras proteínas similares en peces y anfibios, de momento no se ha hallado ningún equivalente en mamíferos.

“La proteína Nemuri es un factor clave para mantener la cantidad de sueño en condiciones de gran necesidad de dormir, como cuando estamos enfermos”, declara Hirofumi Toda, primer autor de la investigación, en un comunicado. “En la próxima fase de nuestro trabajo, planeamos investigar el mecanismo por el cual Nemuri induce el sueño”.